Fiesta Arquidiocesana: ¡Tres nuevos Obispos!

Pbro. Felipe de Jesús Colón Padilla

Pbro. Felipe de Jesús Colón Padilla

En el mes de julio del año en curso y en fechas separadas, el papa Francisco ha nombrado tres nuevos Obispos auxiliares para la Arquidiócesis de Santo Domingo, ellos son, los Monseñores: Ramón Benito Ángeles Fernández, Faustino Burgos  Brisman, C.M., y Jesús Castro Marte.

Urgía que Monseñor Francisco Ozoria Acosta, Arzobispo Metropolitano, se auxiliara de tres nuevos Obispos, que le ayuden en las arduas tareas pastorales y el gobierno de esa jurisdicción eclesial. El Arzobispo  no puede realizar él solo todas las funciones episcopales.

El territorio de la Arquidiócesis de Santo Domingo es extenso.  Sumándole la provincia de Monte Plata, su población alcanza la cifra de más de cinco millones de habitantes. Confluyen allí diversas  realidades  distintas y complejas, digno de un estudio socio-económico y eclesiástico permanente, si se quiere llevar a cabo una efectiva evangelización.

El código de Derecho Canónico nos viene  a decir que cuando lo aconsejen las necesidades pastorales de una diócesis, se constituirán uno o varios Obispos, a petición del Obispo diocesano; el Obispo auxiliar no tiene derecho de sucesión (canon 403,1). Toma posesión de su oficio el Obispo auxiliar, cuando presenta las letras apostólicas de su nombramiento al Obispo diocesano, en presencia del canciller de la curia que levanta acta (canon 404,2).

Por caminos disímiles Dios los ha llamado a los nuevos obispos nombrados para que cooperen con Monseñor Ozoria Acosta. Mons. Benito Ángeles, nacido en La Vega, el 17 de marzo de 1949. Caminó junto a Monseñor Ozoria durante los años de formación en el Seminario Mayor Santo Tomás de Aquino, ambos se ordenaron sacerdote en el mismo año de 1978. Los une una cercanía especial.  Monseñor Benito, tiene una amplia formación académica, una vastísima experiencia pastoral. Tiene un doctorado en Liderazgo Educacional. Estuvo ligado a la formación de los futuros sacerdotes, primero en el Seminario Santo Cura de Ars, La Vega (1980-1985), y  luego en el Seminario Mayor Santo Tomás de Aquino (1987-1991). Ha dedicado treinta años a la formación de los seminaristas y sacerdotes que aspiran a ser miembro del Instituto y de la Liga de Sacerdotes Diocesanos de Schoenstatt. Dedicó diez años a la Universidad Católica y Tecnológica del Cibao-UCATECI- (1991-2001). Estuvo seis años como Secretario General de la Conferencia del Episcopado Dominicano (2001-2007), en julio pasado fue nombrado de nuevo en ese oficio. Ha consagrado en los últimos años de su vida a la formación en valores humanos y espirituales a los jóvenes y adolescentes, y crea el  Centro de Formación Integral Juventud y Familia (CEFIJUFA), el cual es una respuesta a la crisis de valores en que está empantanado nuestro país.

Monseñor Faustino Burgos, religioso, de la Congregación de la Misión, fundada por San Vicente de Paúl, oriundo de la provincia de San Francisco de Macorís, nació el 15 de febrero de 1960. Terminó su proceso de formación en el Seminario  en el año de 1987.  Sus treinta años de vida sacerdotal, los estudios en Administración de Centros Educativos, y de Espiritualidad, serán sus herramientas para responder desde la fe, a la pobreza y la secularismo creciente  que afecta  a la República Dominicana.

Monseñor Jesús Castro, nacido en el Municipio de San Antonio de  Guerra, el 18 de marzo de 1966. Fue alumno de Monseñor Benito durante el período su  formación de Filosofía y Teología  (1987-1995). Tiene un  doctorado en Educación. Fue Formador en el Seminario Santo Tomas de Aquino (2011-2013). Posee experiencia pastoral suficiente para encarar las nuevas tareas confiadas. Es actual Rector Magnífico de la Universidad Católica de Santo Domingo. Al joven Obispo auxiliar electo, le preocupa la falta de ética en muchos profesionales. Considera que las universidades deben inculcar responsabilidad social en los estudiantes. Sostiene que la falta de valores es producto de la desintegración familiar.

El lema episcopal de un Obispo intenta expresar lo que es y ha sido su vida desde el día de su Ordenación  Sacerdotal. Monseñor Benito ha elegido: “El amor nunca pasa”, Monseñor Faustino: “Amor en el servicio”, mientras que Monseñor Jesús ha escogido: “¡Ay de mí si no anuncio el evangelio!”.

El sábado 26 de agosto, a las 9:30 a.m., será la Solemne Ordenación Episcopal en el Centro de Convenciones Sansoucí, Santo Domingo Este. Felicitamos y nos unimos en oración fecunda,  para que el Espíritu Santo, guíe a los nuevos Obispos auxiliares electos,  por los caminos del amor concreto, el servicio desinteresado y del anuncio gozoso del Evangelio.

Por Pbro. Felipe de Jesús Colón Padilla

Publicada por en agosto 6, 2017. Guardada en Opinión. Puede seguir cualquier respuesta a esta entrada a través de RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

Deja un comentario